Mientras duermes...

9 jul. 2013

Los bomberos y las BRIF (Brigadas de refuerzo de incendios forestales) trabajan, velan por ti. Y mucho.
Hoy se ha dado el caso de que Velle, un pueblo cercano a Ourense ha sufrido un incendio de madrugada (y ni te has enterado).
Sobre las 1:40 de la noche, una zona que es pasto de las llamas cada anho ha vuelto a quemarse.
Han sido pocas hectáreas, todavía por confirmar oficialmente, aunque más de un brigadista ha comentado que podría estar cercano a las diez. Cabe recordar que una hectárea es como un campo de fútbol.


Y a eso de las 4:00 de la noche en Lonia, otra zona cercana, también limítrofe con Ourense capital.
El olor ha despertado a una anciana que consiguió avisar a los bomberos a tiempo, y estos, al salir del primero, sofocaron el segundo en cuestión de minutos.



Se da el caso de que trabajan duro, sufren recortes, mamoneos, pero continúan valientes enfrentándose a algo que más de uno se lo pensaría dos veces.
Mientras duermes. Hoy Ourense dormía plácidamente, y ellos han salido a trabajar, para todos, para que manhana nos despertemos y no tengamos la fatídica sorpresa de que han dejado crecer lo que un pirómano (la mayoría de las veces) o un accidente natural (contadas veces) han iniciado.
Por eso, deberíamos sentirnos agradecidos, sinceramente, por ellos, a todos y cada uno de los que hacen posible que continuemos disfrutando más tiempo de nuestro bien más preciado, preservándolo.








Texto y fotos: © Oscar Pinal.

2 comentarios:

Antonio Maldonado 9 de julio de 2013, 16:44  

Saludos¡¡¡ Lo primero, como miembro del gremio, gracias por la entrada. Muchas veces nos encontramos con el silencio por parte de la sociedad en general ante nuestro trabajo, el cual considero de la máxima importancia puesto que defendemos algo que se le ha dado la espalda en los últimos años pero que es muy importante en nuestro país, el medio rural.
Sólo una puntualización, un pirómano es un enfermo mental, diagnosticado como tal por un Psicólogo o Psiquiatra, que disfruta/se excita (no tiene porqué ser sexualmente hablando) ante la presencia de las llamas. Por el motivo que sea. Es igual que un cleptómano a la hora de robar algo en una tienda que no necesita y se lo puede permitir, pero aún así lo roba. O un Síndrome de Diógenes, por ponerte otro ejemplo...
Normalmente, tiene un patrón "definido" en su forma de actuar, no se mueven mucho de su entorno y provocan muchos puntos de fuego a lo largo de un tiempo, o sea: meten fuego una noche, se apaga, meten fuego otra vez a los pocos días y relativamente cerca del anterior, se vuelve a apagar... y así hasta que lo trinques o provoque un incendio grave.
Llevo ya diez años dedicándome a esto de los incendios forestales, y todavía no me he encontrado con uno de éstos.
Lo que a la gente le llega es la piromanía, pero el GRAN problema de los incendios son las negligencias y la intencionalidad.
Un incendio negligente es aquel que se produce al no haber guardado las medidas de seguridad necesarias y terminas provocando uno. Las barbacoas en verano.. o muy recientemente, el incendio de Valdemorillo, en Madrid, que ha sido provocado por el uso de una radial, que genera chispas y éstas caen sobre el pasto o el matorral que no has desbrozado antes.
Un incendio intencionado es el que provoca una persona que quiere quemar el monte... por el motivo que sea. Normalmente son venganzas ante la Administración o una/s persona/s concreta/s, pero ya te digo que cualquier tonto se puede inventar una excusa para querer quemar el monte...

Oscar Pinal 9 de julio de 2013, 19:42  

Buenas Antonio Maldonado.
Lo priemro agradecerte la aclaración y el comentario en general. Es necesario visibilizar tanto el problema como quien lucha por solucionarlo.
Como bien dices, no es un pirómano literalmente. Creo que en los pueblos, todos conocen como funciona esto, tanto accidentes por negligencia como los tontos que se divierten inconscientemente de quemar el medio natural.
Vengo ahora mismo de la zona que comento en la entrada, Lonia, donde ha vuelto a quemarse parte de la misma zona de ayer noche. Y siguen sin saber quien es, pero está dando rodeos por la zona sin control, en menos de un kilómetro a la redonda.
Te aseguro que sin ser del gremio, aprecio mucho lo que tenemos, y veo como se nos escapa por muchos motivos.
Llevo haciendo fotografía de incendios un par de anhos, no mucho, pero cada vez me interesa más la parte del trabajador, que no es reconocida. Pero como siempre, cuando sucede una desgracia, todos parecen despertar. No entiendo qué es necesario para que se tomen cartas en el asunto previamente a que suceda nada malo.
Parte de culpa, las administraciones. Otra, quien deja su tierra como la naturaleza diga, y por supuesto, quien no es consciente de los danhos producidos por fuegos intencionados.
Espero que poco a poco, cuanto antes, todos tengamos bien asumido que la naturaleza es lo que nos queda.
Saludos.

Publicar un comentario

  © Plantilla On The Road por Ourblogtemplates.com Fotografías y textos (excepto otros créditos) por © © Oscar Pinal 2014

Back to TOP