"Grève" en Lorient.

20 oct. 2010


No se andan con bromas en Francia. Hoy se me han puesto un poco de corbata.
Me he levantado a las nueve y algo, bastante tarde la verdad. Estaba reventado de ir de un lado para otro y con solo seis horas de suenho cada día, así que decidí tomarme un descanso en Quimper de... ¡¡Dos horas más de suenho!! Maldita la hora que lo hice.
Cojí el tren que salía a las 11:41am dirección Rennes, el único a esa hora, ya que estos días los cortes tanto en carretera como en trenes son enormes y en vez de tener ocho posibilidades para irme (cada media hora casi) solo había dos o tres como mucho. A medio camino del viaje, en Lorient concretamente, ¡corte por huelga!. Escucho un poco el megáfono del tren que regurgita algo en francés mecánico, y logro descrifrar "GRÈVE" y "RETARD". Huelga y retraso en el tren. Ya había llegado con quince minutos de retraso, y ahora más todavía.
Cojo la cámara, le enchufo el 50mm f1.4 para ver si hago alguna foto de la gente como hasta ahora la había visto manifestarse en Francia, con banderitas y gritando mientras sonríen, paseando por las vías del tren, o algo así tenía en mente. Pues no.


 Carinho, estoy en la oficina, no veas que ajetreo.


 Manifestación CGT, estación de Lorient, Bretanha francesa, Octubre de 2010.


 

Nada más llegar, empiezo a hacer sonar el obturador, y cuarenta personas se quedan mirándome. Mal rollo. Uno de ellos se me acerca, parece que es el voz cantante, y me suelta en inglés afrancesado: -acreditación...
Le pregunto para que, y me dice que sino le presento una acreditación de fotógrafo, no hago más clicks.
Me vuelvo al tren, cojo un carnet de la escuela de arte que en su parte de "estudios" aparece cubierto con "fotografía" y me digo: -esto le colará fijo. Me llevo también la carta de recomendación de la empresa para quien estoy trabajando, y no se hable más. Cuando llego, me chequean toda la documentación y me dice otra vez el voz cantante que no puedo hacer fotos, que hay peligro de que me lleve la policía y utilicen mis fotografías para identificar a los que están ahí. Yo le pregunto que qué identificación, si están de huelga, y no ha pasado nada. De repente, uno de ellos, se me pone delante, haciendo de pared y me dice que me suba al tren, que se va a ir sin mi, comentario que me hace gracia, pero viendo el rostro serio de este personaje, dejo de reirme. Otro que estaba detrás de mi comenta que la gente está muy excitada, y que jugar con cien personas muy cabreadas, mínimo me puede salir muy caro. Yo sigo pensando que a que viene eso de indentificación, si no había pasado nada, cuando de repente me encuentro con esto:

Dos camionetas hasta los topes de neumáticos, gasolina, gente con el cabreo incontrolado, y la fiesta está montada.




Al cabo de una media hora o así, según entendí, el jefe de estación negoció la salida del tren con el cabecilla de los piquetes, dejando pasar el tren entre abucheos y gritos de... Imaginaos.
Yo tuve que buscármelas para sacar fotos, porque a la mínima que aparecía cerca, la gente con la mirada te obligaba a irte lejos, bastante lejos.



Y así llevo una semana, sin contar los días que ni me enteré de las huelgas en las ciudades por no tener ni internet ni tiempo para ver la televisión.



1 comentarios:

Chino,  23 de noviembre de 2010, 23:21  

Pini en menudos envolados se mete uno, algunas veces sin saberlo

Publicar un comentario

  © Plantilla On The Road por Ourblogtemplates.com Fotografías y textos (excepto otros créditos) por © © Oscar Pinal 2014

Back to TOP