Facturar fotografía de bodas, prensa...

3 ago. 2012

Estamos jodidos. El gobierno subíra el impuesto del IVA del 18% al 21% (si lees esto a partir del 1 de septiembre de 2012, ya está subido) hasta diciembre de 2013. Luego, pasará al 19%.

¿Qué quiere decir esto para los que facturan fotografía como autónomos, ya sea de bodas, eventos, prensa diaria o reportajes? Me refiero a los stringers, colaboradores sin relación directa con la empresa o agencia, freelancer...

Pues que a partir de ahora, la gente pasará olímpicamente de pedirte factura para el trabajo realizado y todo irá en B, en negro, sin pasar por Hacienda, para tu bolsillo directo, si lo cobras claro.
Y la explicación es muy simple. Pongamos un ejemplo:

Manhana te surge una boda.
Presentas a los clientes un presupuesto de lo que será el reportaje, con IVA y sin IVA, y la verdad, la diferencia de precio canta, a leguas.

Imagínate que te pide sólo fotografía por unas 8 horas de bodorrio, de 4 de la tarde que se casan hasta las últimas copas de la fiesta postboda.
Tú le espetas unos 1.500 euros sin IVA que cubren todo: libro y DVD, edición, curre el propio día y dietas o transporte si lo hubiera, aparte de asegurarte para poder pagar el seguro de ese mes, por si no sale otra boda. Pongámosle 2.000 euros, ya que 8 horas, y si sabes lo que haces, un buen reportaje los vale.
Pues 2.000 euros sin IVA se convierten, por la subida al 21%, en 2.420 euros con IVA.
Los 1.500 euros, aunque menos, se convierten en 1.815 euros con ese 21%. Sigue siendo un incremento (315 euros) que cuesta digerir.

Pongamos un caso más humilde.
Te piden unas fotografías sobre un tema general: un hotel de Santiago de Compostela.
Tiempo límite para realizar las fotos, una semana. Presupuestas dietas, kilómetros, estancia y trabajo con edición posterior de las fotografías y texto, y te sale algo como 1 día de curro por 300 euros (a ver quien te los paga). Esos 300 pavos son limpios, más el 21% se convierten en 363 euros. Si ya era difícil conseguir los 300 pavos, ni te cuento con el plus del IVA.

A lo que voy con estos ejemplos es que la gente, el cliente, las empresas, a partir de ahora, una de dos:

CASO 1- No aceptarán las facturas, pero sí pagarán el trabajo sin IVA.

CASO 2- No aceptarán pagar el trabajo directamente, y buscarán a algún pardillo que curre gratis o casi gratis por su nombre en el pie de foto, con Istagram y sin factura, ni seguro, ni alta en el IAE.


El CASO 1 es algo que mucha gente (que no perciben muy a menudo dinero por trabajos fotográficos, y realmente lo necesitan para cubrir gastos de comida, luz, agua, gas, facturas atrasadas, pufos masivos, nuevo material) tendrá que aceptar, aunque sus principios morales les digan que lo que hacen está mal, que deberían permanecer en sus trece y demandar el pago de factura legal con IVA, que Hacienda somos todos y hay que levantar el país... Pero resulta que a la hora de comer, mucha gente se olvidará del estómago del vecino para preocuparse del suyo propio y el de su familia. Crudo, jodido, pero real.

El CASO 2 desgraciadamente, es el modelo actual. Gentuzas varias que todavía no sienten en sus carnes las necesidades económicas, materiales o legales de tener que cobrar por el trabajo, aceptarán lo que los medios, empresas, clientes les digan, coaccionando y haciendo que el modelo que sigue, el que tendremos en breves en el país no sea otro que el que yo llamo **CHINA, jodiendo a los demás que intentan hacerlo legal, bien, metódico y de forma que no jodas al resto, manteniendo una línea que pueda ayudar a que en un futuro todos percibamos en relación a calidad y a servicio.


¿Qué sucede cuando no pagas el IVA de las facturas a Hacienda, pero ellos los saben todo, como Punset?

Imagínate que aceptas el dinero de la boda del ejemplo del principio, el trabajo de 2.000 euros (sin IVA y sin facturar legalmente). Tú ingresas 2.000 pavos del ala para el bolsillo, y te los gastas en comprarte un teleobjetivo 70-200 2.8VRII de la puta ostia, por el cual tendrás que pagar en la tienda el correspondiente IVA de la factura (aquí sí claudicamos, no quedan más cojones).
Ese IVA de la factura del teleobjetivo se acumula en Hacienda (si estás dado de alta en el IAE) al presentarlo como IVA trimestral, para que, con suerte, sea devuelto a final de anho, y puedas percibirlo íntegramente.
Pero ahora, imagínate que durante todo ese anho, no has facturado nada debido a la subida del IVA al 21%, que absolutamente nadie, ha querido pagarte con IVA. Tú, incauto, has aceptado el dinero sin facturas de por medio porque "hay que ir tirando, comer y pagar facturas de luz, gas..."
Pues atente a las consecuencias que pueden derivar de "comprar cosas sin facturar", osea, gastar dinero en cosicas cuando Hacienda mira y ve que no percibes ingresos (vamos, que no has trabajado) pero los "dineros" te salen de las piedras, porque ¿de dónde ha salido el dinero para el teleobjetivo por el que presentas el IVA?

Una solución a este embrollo es hacer uno mismo una factura, por menos valor del total que se ha percibido del trabajo y pagar uno mismo, y a conciencia, el valor del IVA que procede.
Si has ingresado esos 2.000 euros de la boda sin factura y sin IVA, no seas burro, hazte una factura de 1.000 euros y presenta tú mismo el IVA a Hacienda.
Los 210 euros que salen de ese 21% de 1.000 euros jode soltarlos, pero más puede joder que te investiguen a final de anho y salgas a pagar una multa que seguro, no será pequenha. Al menos, haciendo este remedio al que este gobierno nos relega, ayudamos en justa medida a que todos vayamos tirando, vamos, eso creo.
Otra solución es bajar precios, cosa que me parece una victoria por parte de un gobierno neoliberal, que no busca la competencia leal, sino desleal total gracias al modelo **CHINA.
Otra solución es no aceptar trabajos sin facturas, lo que bajará bastante tus ventas, o quien sabe... Pero tu moral e ideales estarán intactos y seguro dormirás muy relajado sabiendo que has cumplido con tu gremio.
No se, cada uno que se busque la vida como pueda, porque lo que no puede ser es que la gente pase hambre, ¿no? Como último recurso, y si la pasas de verdad, vende el equipo hombre, ya podrás ahorrar para una Lomo o andar de prestado.


El gobierno nos exprime a los trabajadores, se ríe de los derechos laborales y del código laboral en su totalidad, de los sindicatos, de los trabajadores públicos, y lo que está claro es hacia donde quiere derivar este nuevo recorte (subida de impuestos, en algunos casos como el de cultura o turismo, con unas consecuencias que ya se verán en menos de un anho), buscando que seamos potables para competir con mercados sobreexplotados.



**¿Qué es el modelo CHINA?
Pues no es otro que el que este gobierno, el anterior y las grandes corporaciones y empresas de medio mundo y más, están alentando, están intentando estipular como norma para todos los países, que hasta hace poco, gozaban de unos mínimos ganados a pulso por sindicatos, organizaciones de trabajadores y demás grupos, ahora reconvertidos muchos de ellos en chusma, pero eso es otro cantar.
El modelo CHINA pretende que curremos a la par que países donde el trabajo infantil no está abolido, donde las jornadas son eternas y las camas se apelotonan al lado del puesto de trabajo, el modelo CHINA pretende que curremos 70 horas a la semana, en jornada intensiva, sin parar para pestanhear, barriendo, recogiendo y fregando la oficina con nuestra propia lengua, todo esto después de haber hecho tu cometido, el trabajo para el que te contrataron vamos.
El modelo CHINA se empieza a instaurar en medios y agencias, en gremios y asociaciones. Se paga poco, se pide mucho, se piensa poco en el empleado, se pide más cuando ya no puedes dar más, y cuando eso sucede, eres reemplazado por otro "CHINO" que estará deseoso de ocupar tu puesto, sin saber lo que le viene encima, y que acabará de la misma manera que el anterior: explotado, cobrando miseria y estresado hasta el límite. Exprimido vamos, en jerga de toda la vida.

5 comentarios:

McGregor 30 de agosto de 2012, 10:02  

Enhorabuena por el artículo. Muy clarificador.

Desgraciadamete así están las cosas, esperemos que para poco tiempo (aunque yo soy bastante más pesimista....)

Anónimo,  1 de septiembre de 2012, 3:44  

Hombre pues es muy sencillo lo que hay que hacer macho...NUNCA des precio sin IVA. Vosotros mismos os perjudicais al darlo sin IVA. Bajate un poquito el precio (que en crisis todo dios se tiene que apretar sino no te salen curros....) y da todo con el IVA ya incluido. Si tu no le cuentas al cliente que si con iva o sin iva.... pues solucionado, el aceptara o rechazara, o negociara el precio que tu le des, pero un precio definitivo.

De todos modos creo que los tiempos de bonanza ya pasaron en el mundo de las bodas y toca bajar de las nuves y relajar precios, sino no te saldra ni un trabajo.

Anónimo,  1 de septiembre de 2012, 3:59  

Muy bien explicado y muy real!
algún día esto tendrá que acabar, ánimo a todos los fotografos y personas que viven de este mundillo y muchas gracias por los consejos!

victor valdivia 3 de enero de 2014, 9:16  

Buen aporte, desgraciadamente te encuentras con gente que por un lado quieren sacar hasta las estúrdigas al/la fotógrafo/a y, por otro, gente que no es que se baje los pantalones para hacer un reportaje "barato" sino que en realidad su margen reside en que elude responsabilidades fiscales, civiles...

victor valdivia 3 de enero de 2014, 9:16  

Buen aporte, desgraciadamente te encuentras con gente que por un lado quieren sacar hasta las estúrdigas al/la fotógrafo/a y, por otro, gente que no es que se baje los pantalones para hacer un reportaje "barato" sino que en realidad su margen reside en que elude responsabilidades fiscales, civiles...

Publicar un comentario

  © Plantilla On The Road por Ourblogtemplates.com Fotografías y textos (excepto otros créditos) por © © Oscar Pinal 2014

Back to TOP