Feliz navidad y próspero anho nuevo...

31 dic. 2008

Todos los anhos por estas fechas uno se sienta con la familia a cenar y disfrutar manjares prohibitivos durante el resto del mismo. El despilfarro y el gasto desmesurado son parte del descontrol general propiciado por las religiones alén del planeta.

Uno no puede deshacerse de éllas tan facilmente aunque quiera, porque si consigues no festejarlas, eres tachado con los peores adjetivos habidos y por haber. Esta claro que para los mortales, no importa como esté la situación mundial, estatal, económica o la del vecino mismo que pasa frío sin quejarse, aquí lo que prima es el bienestar personal, el disfrutar de doce uvas y unos langostinos siempre fríos, dos horas de television que atontan a Cristo bendito y porque no, mencionar también los cinco kilos de dulces y turrones y demás glotonerías propias de algún que otro Baco casero, que serán el postre durante lo que resta de enero. Champán para brindar, cuanto más caro mejor, así marcamos diferencia, whiskies de quince anhos y más brebajes de gradación abséntica son el mejunge y la comidilla de estas noches, y bla bla bla...
Pero lo que me llama la atención es la capacidad de abstracción que tenemos para olvidarnos del prójimo, lejano o cercano, humano o político, de todos ellos nos importa un bledo porque nosotros somos felices al menos una o dos noches al anho, y eso no nos lo quita nadie, -que me quiten lo bailao- diría alguno.
Llega la navidad, llega el carrito benevolente y solidario del supermercado, que siempre está lleno de conservas y aceite de oliva virgen suave, turrones de los más duros y todo esto a cuenta de la conservación, ya que no sabemos cuándo o cómo lo consumirán las personas que lo necesitan, así que, mejor incluimos productos duraderos de estos que llevaban los marines americanos a Vietnam para que resistieran un bombardeo de napalm y cuatro explosiones de mina en perfectas condiciones y aptos para incarle el diente.
A donde voy con todo ésto es muy sencillo: a que no se como tenemos los santos cojones de estar felices, de pretender estarlo y de aparentárselo a los demás (porque lo mas jodido de todo esto es que al final, nos lo creemos) cuando estamos el resto del anho quejándonos de todo, absolutamente de todo. Sinceramente, con el cabreo acumulado que tenemos, yo este día lo mandaría a freir espárragos, porque aún por encima de tener los problemas financieros que arrastra el planeta por culpa de los jugadores de Monopoly reales, debemos desembolsar cantidades considerables para un par de días, como si el resto del anho no existiera, como si el siguiente mes lo fuera a pagar el presidente de tu comunidad o del estado, como si a la semana siguiente nos fuesen a subir el sueldo y ponernos dos pluses.
Disculpadme pero, me da pena todo este comportamiento que anho tras anho veo reflejado en gente, dandose el "feliciano" por aquí y por allí, sin importar nada más, ya sea gente conocida o no, y el resto del anho, circulemos en el metro, tren, autobús o caminando por la calle como zombies sin dirigirnos la palabra por miedo a que nos hagan recordar lo pedo que íbamos cuando aquel uno de enero, del anho catapún, a las cuatro de la madrugada, con gorro-regalo passport y gafas bacardy...

Somos lo mas grande en evolución, eson dicen, eso creo. Pero también somos el unico animal capaz de autodestruirse por propio gusto, con o sin razones de peso, aunque para ser sincero, ultimamente solo veo una: la religión.




Da igual que seas cristiano, musulmán, apostólico románico, católico, mahometano, taoísta, judio, budista, ortodoxo, protestante, testigo de jehová o de judah o si lo prefieres un alien o mormón, nadie se salva de tener un enemigo religioso, cara o cruz.


Echadle un vistazo a un documental que se llama "Religulous" y también podeis verlo en inglés: (2).
Desde "Jesus Camp", hacía mucho que nadie se explicaba ni preguntaba de una forma tan original y cómica, para mi, tal y como se merece ser tratado todo acto divino e indemostrable.

2009, otra cana.

2 comentarios:

Liliana Lucki 7 de enero de 2009, 18:24  

Muy bueno y real lo escrito.

La gente parece del medioevo !!!!

Es dificil ver un buen final.

Tratemos de estar atentos.

Aprender a ser, mas que a tener.

Pensar libremente y dejar que otros lo hagan .

Espero se logre.Por el bien de todos.

Te saludodesded Argentina.Liliana.

Anónimo,  19 de mayo de 2013, 11:30  

The hold is one of numerous accessories that can be utilized on the Canon 5D.
Canon cameras are the loved of millions of photographers who want to explore more sides of photography.
No matter how much you pay for something, it's going to have something about it that you either don't like or don't require.

My homepage canon 5d mark iii

Publicar un comentario

  © Plantilla On The Road por Ourblogtemplates.com Fotografías y textos (excepto otros créditos) por © © Oscar Pinal 2014

Back to TOP